La autoestima se construye desde niños

0
225
Foto Cortesía de: www.pixabay.com
Foto Cortesía de: www.pixabay.com

¿Qué piensas de ti? En pocas ocasiones nos detenemos a pensar cuál es la autoimagen que tenemos, cuánto nos aceptamos y si somos bien amados, no por otros sino por nosotros mismos.

Según Nathaniel Branden, la autoestima es la disposición a considerarse competente frente a los desafíos básicos de la vida y sentirse merecedor de la felicidad. Tener una alta autoestima es sentirse confiadamente apto para la vida, es decir, competente y merecedor; tener una baja autoestima es sentirse incompetente para realizar las actividades que se nos demandan.

La autoestima se fundamenta en los mensajes recibidos en los primeros años de nuestra vida, aunque no lo parezca las afirmaciones que se nos dan durante la niñez nos acompañarán para siempre. No subestimemos el papel que tenemos como padres, porque en buena medida una sana autoimagen depende del trabajo como guías y mentores de nuestros hijos, pues los niños construyen su auto concepto a través de los siguientes aspectos:

1- Amor: Compartir este sentimiento crea sentido de pertenencia en los ámbitos más significativos. Sentirse amados es la base  de una solida autoestima, si los cimientos están firmes aunque se presenten vicisitudes estas podrán afrontarse con aplomo.

2- Supervivencia: Cuando le brindamos a los niños lo que necesitan para tener todas las necesidades básicas suplidas tales como alimentación, educación, vestido, vivienda y protección, estamos afirmando su lugar en el mundo.

3- Libertad: Este aspecto es fundamental por supuesto en un marco dentro del cual pueda tomar decisiones, porque de esta manera se sentirán competentes para realizar diversas acciones

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

4- Poder: Se refiere a la capacidad para lograr las cosas, a saber que puede lograr lo que se proponga.

5- Recreación: El niño debe contar con espacios de juegos, relax y disfrute. Los padres en este sentido tienen que predicar con el ejemplo y propiciar el compartir estas actividades con sus pequeños.

La autoestima no es un mero concepto se construye o se destruye con una palabra, una acción, por esta razón, tenemos que estar vigilantes para que los niños vayan obteniendo bases firmes al respecto, pues las  consecuencias de una baja autoestima son temor, dolor, vergüenza, rebeldía, falta de proyección y depresión.

Una imagen adecuada propicia eficacia personal, que la es confianza basada en los pensamientos y creencias para tomar decisiones adecuadas; capacidad para entender los hechos de la realidad en el contexto de mis intereses y necesidades, en resumen creer en uno mismo.

El niño reafirma su valía personal y lo demuestra con una actitud positiva, pues reconocerá en su crecimiento su derecho de vivir y ser feliz, el sentirse satisfecho con sus pensamientos y deseos.

Fuente: http://blocs.xtec.cat

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here