Riesgos de hacer dieta sin un guía

0
342

Foto de pixabay.com

Foto de pixabay.com

Muchos tenemos la mala costumbre de que cuando nos proponemos iniciar una dieta, nos imaginamos estando delgados en un mes como máximo, cuando realmente se trata de un proceso lento que requiere ambientar el cuerpo… O sea, prepararlo para asumir un cambio radical de alimentación y de estilo de vida.

Ante este desorden que sufrimos quienes deseamos perder peso, no importa cómo, es importante que tengamos en cuenta que muchas de las medidas que se toman pueden ser las más efectivas a corto plazo pero, también, las más dañinas.

Te presentamos los riesgos más comunes de hacer dieta sin un especialista que te oriente:

Las dietas casi no funcionan

De acuerdo con un estudio, se comprobó que alrededor del 95% de las personas que han emprendido una dieta ganan peso nuevamente en menos de 9 meses siguientes a su reducción de peso. Lo que hace pensar que las personas que iniciaron su dieta ‘relámpago’ y vieron los resultados, realmente cambiaron su físico mas no su mentalidad porque seguían pensando como gordos.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

Es muy común en estos casos que las personas que empiezan a bajar de peso lo hagan porque dejan de comer lo suficiente o porque sustituyen alimentos por fórmulas de proteína, que les dan la sensación de saciedad pero no los alimenta lo suficiente. Indudablemente, con ese estilo de adelgazar el peso corporal terminará volviendo a su peso anterior y quizás lo supere, dado a que no toda la vida se estará reprimiendo el apetito o comiendo solo proteína.

El metabolismo se vuelve lento

El metabolismo de nuestro cuerpo tiende a hacerse mucho más lento cuando se somete al cuerpo a dietas extremas de baja ingesta de alimento o casi ninguna. Esto hace que el cuerpo trabaje con las reservar de energía que tiene de forma natural, haciendo que por ese esfuerzo el metabolismo repose mucho más tiempo.

El cerebro se atrofia

Al cambiar el ritmo de alimentación, ocurren cambios a nivel orgánico bastante importantes. Por ejemplo, el cerebro deja de recibir su cuota normal de sangre ya que la actividad metabólica es insuficiente para proveer de sangre necesaria a todos los órganos. Cuando esto sucede, el cerebro reduce su funcionamiento, así como toda capacidad para la concentración y la retención de información… Sencillamente, las funciones cerebrales disminuyen.

Si tu meta es verte mejor físicamente y tener una salud plena, lo ideal es que consultes con un médico que pueda darte planes de alimentación que se ajusten a tu estilo de vida y cambiar esos hábitos perjudiciales para tu salud. Solo así conseguirás tener el balance perfecto entre tu cuerpo y tu peso corporal.

Fuente: http://ve.emedemujer.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here